¿Qué hace mi bebé de 6 a 12 meses?

por Eva Téllez – 11 enero 2020

Continuamos con la serie de artículos sobre el desarrollo en bebés. Me gustaría contarte que es normal hacerse preguntas sobre el crecimiento de nuestros hijos. Debido a mi especialidad en terapia ocupacional infantil, he recibido consultas de padres y madres que, en ocasiones, se sienten algo perdidos en cuanto al desarrollo de sus hijos. Espero que encuentres las respuestas que buscas, aunque recuerda que siempre te puedes poner en contacto conmigo. En este artículo, obtendrás información sobre los hitos que son esperados para la edad del bebé desde 6 a 12 meses. En la parte final se encuentran destacados unos signos de alerta relacionados con la edad del peque. La información que vas a encontrar a continuación viene extraída de diferentes cursos de formación a los que he asistido y completada con la escala Haizea-Llevant. El objetivo de este artículo es que sea fácil de leer y comprender, es por ello, que se han evitado palabras técnicas y se ha intentado explicar los conceptos de manera sencilla y llana. Espero que pueda serte de ayuda y aclarar dudas que hayas podido tener. ¿Te quedas?

¿Qué puedo esperar de mi hijo?

Con frecuencia nos preguntamos si lo que hace nuestro hijo es lo esperado, lo adecuado, lo “normal”… Nos suele pasar que lo comparamos, sin querer, con otros pequeños que tenemos alrededor y en ocasiones nos asaltan las dudas. La intención de este documento es presentar, de manera clara y concisa, los hitos del desarrollo que vamos alcanzando a medida que crecemos. No se nos tiene que olvidar que esto es orientativo, que cada persona somos diferentes y no es una regla fija que hay que seguir a rajatabla. Por cierto, si tu bebé fue prematuro tienes que fijarte en la edad corregida (saber el tiempo real de desarrollo) y tener en cuenta diversos factores que acompañaron a su llegada al mundo.

De los seis a los doce meses de edad, los bebés aprenden a sentarse, desplazarse, van adquiriendo el lenguaje, habilidades emocionales y de comunicación… y miles de pequeñas victorias que les formarán para el resto de su infancia, adolescencia y vida adulta. Sólo nos queda saber sobre qué edades se espera que haga cada cosa. Recuerda que si quieres saber los signos de alerta se encuentran en la parte final. 

Desarrollo del 6º al 12º mes

6º mes:

  • La cabeza está completamente integrada cuando está tumbado boca arriba o boca abajo, así como en cuando está sentado.
  • Observa con atención y memoriza las caras.
  • Repite sonidos aprendidos y produce cadenas de sílabas (tatata…). Comienza el balbuceo.
  • Llora ante voces graves y prefiere las más agudas.
  • No puede coger dos objetos a la vez. Se cambia un objeto de una mano a la otra.
  • Agarra los objetos con ayuda de sus dedos y la palma de la mano (presa dígito palmar).
  • Aumenta el control en los volteos y cuando está sentado.
  • Las piernas se extienden, asi como los brazos, su postura es más entendida.
  • Se quita un pañuelo de la cara con una mano, cualquiera de sus manos (pero hace uso de las dos).

7º mes:

  • Comienza a desplazarse, se arrastra estando boca abajo.
  • Los volteos son más seguros.
  • Busca un objeto que se le ha caído.
  • Come una galleta.
  • Parece no sentirse tan atraído a estar boca arriba, disfruta más de estar sentado. Se sienta lateral (ya no es simétrico, postura más cómoda para manipular y favorecer desplazamientos).
  • Aumenta la estabilidad en las escápulas y en las caderas, que observamos en el balanceo que aparece cuando está a cuatro patas, es decir, con apoyo de manos y rodillas en el suelo, el peque echa su peso hacia adelante y hacia atrás. Esto es un paso previo que prepara al gateo y al desplazamiento.

8º mes:

  • Ya se sienta solo, no necesita el apoyo de sus manos con lo que éstas pueden explorar y manipular más. Pasa a la posición de cuatro patas (cuadrúpedo).
  • Aparece mayor estabilidad en la posición de cuatro patas, se ha ganado seguridad con ese balanceo y se inicia el gateo.
    • Respecto al gateo es importante decir que algunos bebés se saltan esta etapa, no es una etapa IMPRESCINDIBLE, pero el gateo nos prepara para aprendizajes futuros, favorece el aprendizaje de arriba/abajo, distinción entre izquierda y derecha y el control del espacio. Si te interesa saber más sobre el gateo puedes encontrar más info AQUÍ.
  • Puede aparecer ese interés por agarrarse a objetos a su alcance para ponerse de pie. Aún no controla muy bien, la fuerza no está bien calculada o cuando pasa de de pie a sentado puede ser brusco.
  • Aparece la pinza inferior, es decir que cuando sujetan un objeto con índice y pulgar usan gran superficie de estos dedos, es decir, el objeto puede estar está más cerca de la palma de la mano o ser agarrado de manera más alejada pero usando gran parte de estos dedos.

9º mes:

  • Aumenta su destreza a la hora de manipular objetos. Al presentar una postura más estable el bebé puede explorar más con sus manos.
  • Ahora se pone de pie con ayuda del mobiliario y se baja, controlando más el movimiento.
  • Continúa desplazandose mediante el gateo aunque hayan aparecido otros intereses como agarrarse a objetos.
  • Busca un objeto que ha desaparecido.

10º mes:

  • La habilidad de manipulación de objetos sigue en aumento.
  • Mayor destreza a la hora de ponerse de pie con ayuda de los muebles y de sentarse, ya no se cae, lo hace con mayor seguridad. Sus músculos están más fuertes y ya no fallan las piernas, no se cae tanto al suelo.
  • Aparece la marcha lateral agarrado por ejemplo, a una mesa o al sofa. El bebé se desplaza de pie con apoyo de las manos en algún mueble y lo hace con pasos laterales.
  • Comprende una prohibición.
  • Reconoce su nombre.
  • Se observa que las piernas están separadas y arqueadas cuando está de pie, esto hace que la base de apoyo del peque sea mayor y le dé más seguridad y control sobre su postura.

11º mes:

  • Cuando el bebé está sentado es capaz de girar el tronco hacia ambos lados.
  • La fuerza en los brazos ha aumentado para poder pasar a posición de pie, es más estable.
  • Recorre distancias cortas.
  • Imita gestos.
  • Comprende el significado de ciertas palabras.

12º mes:

  • Hay mayor control al estar de pie. Se mantiene de pie solo.
  • Si le damos la mano puede caminar, algunos peques son capaces de dar varios pasos sin ayuda.
  • Es capaz de desplazarse de manera autónoma gateando o con ayuda del culete.
  • Aparece la pinza superior, cuando agarra un objeto lo hace sujetándolo con las yemas de pulgar e índice. Es una pinza más precisa.
  • Deja de llevarse objetos a la boca y los empieza a tirar al suelo. Busca con su mirada ese objeto caído.
  • Empieza a señalar con el índice.
  • Dice dos o tres palabras además de “mamá” o “papá”. Sabe el significado de otras palabras aunque no las diga.
  • Sabe donde tiene su zapato.
  • Come solo y bebe de un vaso.
  • Colabora cuando le visten pasando los brazos por las mangas con algo de ayuda.

Sesiones de terapia ocupacional a domicilio

¿Te puedo ayudar? Ponte en contacto conmigo si tienes alguna consulta. Por favor, rellena el formulario.

Signos de alerta. Tabla de desarrollo Haizea-Llevant

A continuación se enumeran aquellos signos de alerta a tener en cuenta en los bebés de 6 a 12 meses:

6 meses:

  • Persistencia en el reflejo de Moro (respuesta de sobresalto).
  • Contemplación de sus propias manos.
  • Falta de balbuceo o de sonidos guturales.
  • Irritabilidad permanente.
  • Pasividad excesiva, no muestra interés por lo que le rodea.
  • Cuando las manos se mueven no son simétricas. No alarga la mano voluntariamente hacia los objetos.
  • Hipertonía de aductores, quiere decir que hay un exceso de tono en los músculos encargados de cerrar las piernas, por lo que vemos que el bebñe tiene las piernas juntas, en contacto rodilla con rodilla.

9 meses:

  • Aparece un patrón de conducta repetitivo.
  • Ausencia de desplazamiento autónomo.
  • No se mantiene sentado sin apoyo.
  • Ausencia de manipulación de objetos.
  • Persistencia en el reflejo de Moro (respuesta de sobresalto).
  • Pasividad excesiva, no muestra interés por lo que le rodea.

12 meses:

  • Aparece un patrón de conducta repetitivo.
  • Pérdida de balbuceo.
  • Falta de silabeo.
  • Ausencia de la pinza, no agarra objetos.
  • Persiste la conducta de llevarse objetos a la boca.
  • Ausencia de desplazamiento autónomo.
  • Persistencia en el reflejo de Moro (respuesta de sobresalto).
  • Aparece un patrón de conducta repetitivo.

Por último, me gustaría decirte que si tienes alguna duda no dudes en ponerte en contacto conmigo a través del contacto de esta página. No debes alarmarte ni ponerte en el peor de los casos si ves que algo no va bien. Por favor, consulta con tu pediatra y con profesionales de tu confianza si lo crees necesario. La mayoría de las veces, los padres perciben cosas que a los profesionales se nos escapan porque vosotros sois quienes mejor conocéis a vuestro hijo. Busca respuestas si tienes dudas o la sensación que algo no va bien. No olvides que la detección precoz es vital para poder mejorar las posibilidades de desarrollo de vuestro pequeño.

Sesiones de terapia ocupacional a domicilio

¿Te puedo ayudar? Ponte en contacto conmigo si tienes alguna consulta. Por favor, rellena el formulario.